La tendinitis de la pata de ganso

En otro artículo estuve hablando de la tendinitis en general, una lesión que consiste en la

inflamación del tendón, esa estructura fibrosa que une el músculo al hueso. Este artículo lo voy a dedicar a la tendinitis de la “pata de ganso”. Muchos os preguntaréis ¿qué es eso?

Se trata del conjunto de tendones que se insertan en la zona interna de la rodilla, que vienen de tres músculos del muslo, el semitendinoso, el recto interno y el sartorio.


El semitendinoso es un isquiotibial, va por la parte postero-interna del muslo y es flexor de

rodilla y extensor de cadera.


El recto interno es un aductor, va por la parte interna del muslo y es flexor de rodilla y aductor de cadera (llevar la pierna para dentro).


El sartorio va desde la parte externa de la cadera hasta la zona interna de la rodilla, cruzando el muslo en diagonal, y es flexor de rodilla y abductor (separador) y rotador externo de cadera.


Esta lesión es una de las más molestas a la hora de correr. El dolor comienza a sentirse en la zona interna de la rodilla, sobre todo al dar grandes zancadas, y si no se le da importancia y se sigue entrenando, lo más probable es que la intensidad del dolor vaya aumentando progresivamente hasta que acabe doliendo en actividades cotidianas del día a día.


Lo primero que hay que hacer es analizar la posible causa, y ver si el problema viene de un solo músculo, o los demás también están afectados, o si tienen sobrecarga por algún bloqueo o desequilibrio óseo a nivel de la pelvis.


El tratamiento consistiría en relajar los músculos que nos estén dando problemas, aunque

tampoco está de más darle un repaso a los tres, para evitar tensiones en la zona de inserciónde los tendones. Además de estirarlos bien, algo importantísimo para volver a recuperar la longitud normal del músculo y dar un respiro al tendón.


En caso de que haya algún bloqueo, habrá que hacer unas maniobras de osteopatía para

manipular las articulaciones. Habrá que hacer reposo durante unos días o semanas, dependiendo de lo avanzada que esté la lesión, para frenar la irritación, y también haríamos tratamiento específico de los tendones, es decir, la pata de ganso, para reducir la inflamación y acelerar el proceso de curación, para ello se hará tratamiento de fisioterapia y se aplicará hielo al finalizar la sesión.


La vuelta a la actividad se hará de manera progresiva, cuando ya no haya dolor, y se

fortalecerán los músculos de manera analítica y global. Para prevenir que vuelva a aparecer, habrá que revisar la técnica, si al correr hacemos algún mal gesto, si las zapatillas no son las adecuadas, etc. Muchas veces una lesión deriva de algún desajuste en otra zona, asi que hay que tenerlo todo en cuenta.



  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • https://www.youtube.com/channel/UCD1

© 2019 Mans de Sant 

Fisioterapia Sant Cugat

Tots les drets reservats

Avis Legal