La fisioterapia para prevenir problemas en el embarazo

La fisioterapia ayuda a prevenir la diástasis y otras complicaciones físicas de las embarazadas. Mans de Sant es el centro de referencia de fisioterapia de Sant Cugat del Vallès y por eso nos hacemos eco de este consejo.


La diástasis es la separación de los músculos abdominales como consecuencia de un daño en el tejido conectivo. Esta separación deja los órganos internos más cercanos a la piel y afecta el abdomen, dándole un aspecto flácido, y en las lumbares, produciendo dolor de espalda y problemas digestivos. Una de sus principales causas es el aumento de peso durante el embarazo y los partos complicados o múltiples. En este sentido, la diástasis está directamente relacionada con la generación de disfunciones del pélvico, como la incontinencia urinaria, ya que la separación de los músculos abdominales contribuye al aumento de presión intra abdominal que incrementa la probabilidad de lesiones.


Así, para prevenir la aparición de esta alteración, se recomienda a las mujeres en periodo de gestación y en el posparto, que se someten a una valoración y tratamiento por parte de un fisioterapeuta, para que determine el equilibrio entre la musculatura abdominal , lumbar, suelo pélvico y diafragma. En este sentido, hay que hacer un programa de ejercicios tanto durante el embarazo como durante el posparto, prestando especial atención a la musculatura profunda del abdomen y del suelo pélvico, para conseguir un correcto control muscular y tono adecuado.


Además, se aconseja prescindir de la realización de ejercicios abdominales o actividades hiperpresivas después del parto, ya que toda actividad que aumente la presión intraabdominal perjudicará la recuperación tanto del suelo pélvico como de la diástasis abdominal.


Para evitar otras complicaciones físicas derivadas del embarazo, hay que destacar la importancia de asistir a clases de educación maternal, ya que en ellas se enseña a realizar ejercicios de pelvis, posturas de dilatación, técnicas de relajación y cuidar ya preparar tu suelo pélvico para el parto.


Además, los profesionales recuerdan que es clave ejercitar el suelo pélvico y hacerse masajes perineales a partir de la semana 34 para minimizar las lesiones del periné y derivada del parto. También aconseja a la mujer embarazada mantenerse activa, para mejorar la circulación sanguínea, la movilidad articular y la postura corporal; y dormir sobre el lado izquierdo, utilizando cojines de apoyo, como el de lactancia, para favorecer el descanso.


Asimismo, una vez que se haya dado a luz, durante la cuarentena, se recomienda no hacer esfuerzos ni cargar peso, y no estar mucho tiempo de pie, ni mucho rato boca abajo para favorecer el buen posicionamiento uterino.


En este sentido, recuerda que pasada la cuarentena, la fisioterapia puede ayudar a recuperar la figura, la funcionalidad del abdomen y del suelo pélvico, así como posibles problemas de incontinencia urinaria, fecal, estreñimiento o algún tipo de disfunción sexual que pudieran aparecer.


En Mans de Sant somos pioneros en el tratamiento de las embarazadas. De hecho disponemos de una litera para estas futuras madres para que puedan tratarse durante el periodo de gestación de la manera más cómoda y efectiva para estas complicaciones y problemas.




  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • https://www.youtube.com/channel/UCD1

© 2019 Mans de Sant 

Fisioterapia Sant Cugat

Tots les drets reservats

Avis Legal