• Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • https://www.youtube.com/channel/UCD1

© 2019 Mans de Sant 

Fisioterapia Sant Cugat

Tots les drets reservats

Avis Legal

Expertos en drenaje linfático contra la mala circulación

El drenaje linfático es un tipo de masaje que tiene como objetivo reducir la inflamación que se produce en las piernas y los tobillos provocada por la dilatación de las las venas que provocan que se acumule líquido. En Mans de Sant son especialistas en aplicar este tipo de tratamiento a los pacientes. Los fisioterapeutas de este centro de referencia de Sant Cugat del Vallés y Barcelona hacen un masaje muy suave, superficial que no hace daño, que tiene como finalidad recoger todo el líquido sobrante de las piernas, para eliminar la inflamación y reducir el dolor.


La inflamación se asocia con la mala circulación de la sangre y también con las posturas de personas que pasan muchas horas de pie o sentadas sin moverse. A estos pacientes tampoco les ayuda fumar tabaco ni las enfermedades como la diabetes. Además, ahora el calor también dilata las venas, lo que perjudica la circulación y provoca a su vez más retención de líquidos.


Las mujeres son más propensas a sufrir este problema. En este caso, las mujeres embarazadas, por el peso de la barriga y con el cambio de la anatomía y hormonal, son las más afectadas.


Los profesionales de Mans de Sant aplican un masaje manual, que comienza con unos bombeo en unos puntos concretos donde se encuentran los ganglios linfáticos que va a recoger todo el líquido. Si se tratan las piernas, los fisios trabajan el abdomen, las ingles y las rodillas. Tras el bombeo, los fisioterapeutas hacen un masaje muy superficial, muy suave, con la palma de la mano, siempre en vertical de abajo hacia arriba. El objetivo es ayudar al líquido a ir recogiendo y ayudar al sistema venoso a circular mejor en sentido ascendente. El movimiento se debe hacer muy lentamente porque el sistema linfático es muy lento para recoger el líquido sobrante. Por eso, puede parecer que no tiene ningún efecto. No obstante, la fisioterapeuta de Mans de Sant, Laura Medina, asegura que «en una sola sesión se notan los resultados». De todos modos, esta profesional añade que «como es un problema circulatorio, hay siempre hacer el mantenimiento y más si es propenso a este problema».


Este tratamiento se puede combinar con el masaje circulatorio, porque el sistema linfático y el sistema venoso están muy relacionados. De hecho, es aconsejable completar el drenaje linfático con el masaje circulatorio, porque es más profundo para activar la circulación.

Después del drenaje linfático se aplica al paciente crema fría. Después de la sesión y una vez se llega a casa, se recomienda ponerse con las piernas estiradas hacia arriba, para que el efecto que se ha conseguido con el masaje continúe. También se aconseja caminar y si están muchas horas de pie o sentados, es aconsejable mover los pies y las piernas, evitando la inmovilización para bombear la sangre.



14 views